lunes, 1 de junio de 2015

FRENTE A UN ESPEJO



Muchacha joven delante de un espejo - Pablo Picasso



(Por: Tatiana Aguilera)





Las manos envejecen 
como las hojas.
La piedra
se conserva intacta
sin embargo
el musgo avanza y avanza.
Abdica la juventud.
Frente a un espejo
bajo los cabellos aparece
un rostro desconocido.




40 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Que bien y que bonito has descrito esa vejez que avanza inexorablemente, aunque la vejez de bonito tiene más bien poco, pero es ley de vida, y lástima del que no la alcanza. Lo mejor que hay, es mirarse al espejo lo menos posible.

Besos Taty.

Lynette Mabel Pérez dijo...

No tengo opción, tus versos sanjan mi alma querida Taty.
Amo ese rostro desconocido que me conforma, qué duele con cada surco nuevo, con cada nueva cicatriz: emocional o física.
Amo esas manos que se hacen más bellas cada día, las amo sin arrugas y cuando las tengas.
Besta ya del culto a la juventud, tan bello que es el otoño, tan sabio en hojas, raíces y frutos.
Amo octubre cada día más y no me corto. Medito en ello hermana, en tu bello poema, gracias por tu generosidad de siempre, a pesar de los peligros de la red.

Un beso, siempre bermejo

lichazul alqantar dijo...

la esencia allí está
quizá más vieja
quizá más gastada
pero intacta en su verdad

besitos y feliz feliz semana Taty

P MPilaR dijo...

Hay, sin embargo, esencias vitales que permanecen. Ni edad ni daño ni tiempo cruel las abisman.
Oh, manos de celebridad!
Abrazos, querida amiga!

María dijo...

Aunque envejezca el rostro, las manos, el cuerpo, nunca podrá envejecer el alma.

Un beso.

Verónica Calvo dijo...

Aparece en quien no encaja el paso del tiempo.

Escribes muy bonito :)

Abrazos

Tracy dijo...

¡Cierto! y Picasso lo sabía.

Fina Tizón dijo...

Bello canto a la vejez. Aceptarla es lo más sabio que podemos hacer.
Un abrazo
Fina

Carmela dijo...

Vivir para poder mirarse al espejo.
Hermosas tus palabras.
Un beso

lillymarmat dijo...

Muy delicado y lindo tu poema, Taty. Pero creo que no es un rostro desconocido el que nos mira en el espejo, porque mientras más envejecemos más nos parecemos a nuestra madre. Es ella la que me mira desde el espejo, y siento que ella vuelve a vivir en mi.

Claudio Ariño dijo...

Debería existir un espejo que refleje nuestro corazón y así sabremos si hemos envejecido o si siempre nos conservamos jóvenes.

Maria Rosa dijo...


Sincero personaje, el espejo, cuenta lo que ve y nos entristece con su realidad.

mariarosa

Rocío L'Amar dijo...

la vejez es el espejo imperdonable en que nuestro sueño narcisista de eternidad se desvanece, dice Kovadloff. (de esta forma el poema afirma un proceso de exploración muy distinto al que estamos acostumbrados/as cara a cara con el espejo) TEMAZO, Tatiana, nadie está preparado/a para las formas de ver, hacer, sentir y pensar que tenemos un viejo/ una vieja dentro de nosotros, o que estamos envejeciendo. ABRAZOS, mientras seamos funcionales, jajajajaaa

Sneyder C. dijo...

Los años pasan, el ama no envejece sino que se hace mas sabio. Alguien dijo...."La vida es sólo un fragmento de tiempo, una pincelada en un cuadro más grande que nosotros mismos, eterno, incluso cuando morimos. Este es el preludio indispensable a la inmortalidad."

Un calido abrazo

Liliana G. dijo...

A la larga, y a fuerza de mirarnos en el espejo, el alma hace las paces con la imagen y nos reconocemos a través del tiempo.
Bellísimo, querida Taty, con una languidez cuidada y armoniosa.

Un beso grande, querida amiga.

Cristina A dijo...

Frente a un espejo pueden pasar muchas cosas ...ver lo que deseamos ver y no la realidad...
Hermoso Taty!!!
Un fuerte abrazo
Cristina

Óscar dijo...

Breve, compendioso e inmenso. Un buen retrato sobre cómo el tiempo avanza, inexorable, sobre nosotros y nos desdibuja con su extraño pigmento. Y a pesar de todas las arrugas y de todas las cicatrices, tanto internas como externas, siempre arderá en nuestro pecho una luz reconocible.

Gracias por tu fidelidad a mi poesía. Un fuerte abrazo, querida Taty.

Eduardo Eguizábal dijo...

Precioso, dulcemente real, realmente dulce, el espejo no esconde, la vida disfraza el cuerpo, pero no el alma. Por eso amo cada centimetro de las arrugas, son la huella que hace mas bella mi alma
Me encanto, amiga un abrazo.

Eduardo Eguizábal dijo...

Precioso , una manera tan real como dulce de plasmar la vejez.
Y son las cicatrices, las huellas que estiran la piel del alma, para hacerla aun mas bella, como tus versos, barnizan las letras, para hacerlas eternamente bellas.
Un abrazo amiga.

Scarlet2807 dijo...

Bello como todos tus poema y tocando un tema tan universal como la vejez, creo que todos le tenemos un poco de miedo, aunque enfrentándola dignamente se hace más llevadera...
Besitos en el alma, Scarlet2807

Felicidad Batista dijo...

Taty, el tiempo y ese tropel de horas que arrastra y arrasa. Y a su paso va dejando un reguero de instantes felices o dramáticos, trágicos o maravillosos. Y en ese trasiego de minutos y días, el arte lo eleva. Y así se lee tu poema, desde la intensidad del verso.
Un acontecimiento enriquecedor venir a leer a tu espacio.
Un abrazo muy cercano, admirada poeta

María Socorro Luis dijo...


Inexorable, el tiempo...

De quien es ese rostro que me mira
-desde el fondo sin fondo del espejo-,
que usa mi vestido y mi collar?...

Un abrazo, Taty

Chaly Vera dijo...

Quede horrorizado
Al ver ese rostro ajado
Maldije al tiempo ido
Y quebre el espejo abusivo

Julie Sopetrán dijo...

El espejo siempre nos dice hacia adónde vamos... Preciosos versos para definir los matices del tiempo. Y el cuadro de Picasso muy adecuado. Me ha encantado Tatiana. Un beso fuerte.

Elsa dijo...

A veces el espejo nos devuelve una imagen inesperada.
Las huellas de la vida enriquece.
Un abrazo, Taty.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

¡Pero qué hermoso lo describes!Recuerdo el momento en que tras muchos años de no verme en un espejo, no me reconocí, y solo dije ¡Dios mío, esta soy yo! y lloré.Pero ya pasó, lo asumo feliz.
Un gran beso de ternura
Sor. Cecilia

esteban lob dijo...

Cuando se llega a viejo, lo digo por experiencia Taty, mirarse en el espejo no es un drama. La enfermedad de la pretensión desmedida ya no la padecemos.

Abrazo.

Amatista Amatista dijo...

Sublime querida Taty como la vejez nos devora ,un día no nos reconocemos,aunque por dentro no sea de igual manera,un abrazo amiga

Pilar V dijo...

No hay mayor misterio que el que esconde un espejo, siempre que sepas mirar.
Una delicia

RoseMarie M Camus dijo...

Hermoso poema querida amiga. Explicas muy bien el paso de los años, que sin darnos cuenta nos muestra ese espejo. Abrazo inmenso lleno de cariño.

Norma dijo...

Una hermosa manera de contar la realidad de la vejez. Felicitaciones y gracias por publicar. Cariños.

MAR dijo...

Es cierto.
Besos para ti.
mar

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Nadie como en espejo para decirnos del tiempo en nuestros rostros, decirnos cómo se nos vino epidermis a epidermis la vida. UN abrazo, bela Taty. Carlos

RECOMENZAR dijo...

lo bello de todo es que el alma jamás se arruga.el alma no tiene edad
un abrazo

Inma_Luna dijo...

Bello, bello, bellisimoooo.
Besitos

MAR dijo...

Que tengas un lindo fin de semana, por acá te dejo mi abrazo abrigadito para pasar el frío.
Besos
mar

lichazul alqantar dijo...

feliz comienzo de semana TATY
abrazos energéticos
mil gracias por tu huella

Rodar y volar Carmen Silza dijo...

Hermoso reflejo el que nos regala este poema...
Feliz semana .
Abrazo Tony Cascada.

Magdeli Valdés dijo...

como estas amiga?

me moro al espejo y solo veo los días en que ya no quiero ir a trabajar
pero al fin hoy puedo respirar vacaciones!!

sonrío...que mis años no dejarán de ser por eso
pero alivia descansar...

besos!

Xiomara B dijo...

Siento sosiego al recorrer tus versos , el otrora lozano cuerpo ahora ofrece la hermosura del alma vagar libremente. Cariños Taty