lunes, 17 de agosto de 2009

BÚSCAME ...


( Por: Taty Cascada )
Búscame confiado, que estaré desnuda,
en las flores de una primavera anunciada,
en la espesura de un bosque perdido,
y en la arena de una playa fragmentada.

Búscame certero, en las algas parduscas,
en las caracolas de mar, en el hálito del viento,
en los deslindes de las desafiantes rocas,
y en las olas que me tienen a descubierto.

Búscame confiado, en las noches de luna llena,
en los frutos sabrosos del huerto y sus trigales,
en la tesitura carnosa de tu boca, ¡fiel condena!,
y en todos los sabores de tu piel, ávidas de sales.

Búscame tranquilo, que estaré quieta y eterna,
esperando silente, por tu cuerpo y sus cavidades,
para perderme solitaria, tibia, grata, en tu serena
espalda, sus ramificaciones y fogosidades.

Búscame, sólamente búscame, que estaré sutil,
destemplada, ardiente, tierna, tímida, tribulada.
Búscame, búscame, que estaré cual candil,
encendida, dispuesta, provocadora y turbada.

Búscame ansioso, despojado, seguro, desvergonzado,
que yo seré para ti, pan, cereal, vino, lecho y verdad.
Búscame, sólo tú, saciarás mi apetito atormentado,
sólamente tú amor, tienes las llaves de mi felicidad.