lunes, 14 de octubre de 2013

EN EL MAR...



Alexandre Cabanel - El nacimiento de Venus


(Por: Taty Cascada)




Y él surgió de las olas
a modo de iridiscente estela
salpicado en perlas
en perlas de colores.
Tembló en mis manos
como tiemblan las cosas
 que no nos pertenecen
y que nunca nos pertenecerán.

Le pedí que no llorara
como las estalactitas en las rocas
que no me olvidara
porque el olvido es muerte
y yo le quería vivo.
más él olvidó la promesa
y se dejó llevar en el viento
en el viento de las cosas
que no nos pertenecen
y que nunca nos pertenecerán.



47 comentarios:

Mercedes Ridocci dijo...

Mezcla de ternura y de una cierta tristeza de lo inevitable teñida de aceptación.

Las imágenes que le contienen son preciosas.

Un beso.

Tracy dijo...

¿De dónde se puede surgir mejor que del mar?

Jose Jordan dijo...

Sin dudas el amor es como la niebla o dicho a tu manera, como la espuma. Un poema tan hermoso, como triste.

Leonardo B. dijo...


[que mares nascem nas mãos,

das mãos,
com todos os despojos do mundo que nos pertencem.]

um abraço enorme, Taty

Lb

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Que riqueza de poema. Te admiro desde mi mundo de cuentera que a veces se le anima a la poesía, pero con mucho respeto.

Muy buena semana.

mariarosa

elisa lichazul dijo...

el caldo primordial sigue y seguirá meciendo la vida toda

nada nos pertenece , ni siquiera el propio respiro , todo vuelve en energía


hermoso y pulsante canto querida Taty
besitos y feliz feliz semana

Ángeles Medina dijo...

Versos que nos recuerdan lo cercano a veces que es el olvido.
Abrazos de mar:)

Eric Lavergne dijo...

Bellísimo amiga Taty.
Un abrazo.
Pd: sabes como me llega particularmente todo lo que tiene que ver con el mar....

Marinel dijo...

Como todo lo que no nos pertenece...
En realidad hay algo completamente nuestro?
O en realidad al nacer para morir,nos dejamos llevar por el viento desde el inicio?
Precioso,tierno,profundo y melancólico también.
Besos.

Leticia dijo...

Bello, sugerente... creo que cuando hacemos el amor con la persona que nos corresponde, en frágiles instantes nos poseemos. Después de eso, me es difícil creer en ello. Somos sólo dos y los dos a veces uno.
Beosos Taty.

*** No se actualiza mi blog horrible ya no sé qué hacer. Llamé un técnico me ayudó poder subir gadgets pero no de manera completa . Veré.

Adriana Alba dijo...

perlas en tus manos, y en las nuestras tus versos...palabras/perlas de luz y color.

Bellísimo.
Besos Taty querida.

Omar enletrasarte dijo...

vaya distracción, el viento se lo llevó
.
un poema de notable factura
saludos

Ceciely dijo...

Triste poema…así mismo es la vida, Taty, pero con la belleza de tus versos acabas de plasmar ese amor que olvidó su promesa…
El mundo y sus mentiras…!!!
Abrazos efusivos y feliz semana.

VivianS dijo...

Qué difíciles son esos finales, aunque a veces las cosas pasan por algo y poco importa pedir (o suplicar) Me gustó la descripción del instante Tati, uno se queda leyendo para ver qué pasará.
Lo que te pertenece nadie, ni nada, te lo arrebatará.
Un beso

Tramos Romero dijo...

Taty , ¿que nos pertenece?...
grandes verdades tus palabras, no tiene solución.
Apreciar, gozar, valorar, disfrutar pero no quieras tenerlo en propiedad, no se puede.

Besos muchos , bello y cierto poema

♥♥♥

eloisa echeverria dijo...

Las historias que quedan grabadas en el alma...Bellos versos!...besos fraternos de colores.

RECOMENZAR dijo...

disfruto tu texto lleno de energia positiva para mi

Manuel Enrique Mira dijo...

Ya lo sabes, el mar es lo incierto, lo sinuoso, lo imprevisible, la aventura... pero al final, Ulíses vuelve a Itaca, a los brazos de Penélope, a su amada.
Sí que ha bebido del amor, no hay viento que le separe indefinidamente de él.
Las olas siempre regresan a besar la playa.

Alís dijo...

Nadie nos pertenece, pero unos menos que otros.
El olvido no se evita pidiéndolo, son otras cosas, muy distintas a una petición, lo que nos hace eterno en la memoria de quienes amamos.

Precioso poema, Taty

Besos

Conchi dijo...

Nada le pertenece a nadie mi querida Taty, el poema es precioso, venimos al mundo vacíos, sin nada, e igualmente nos vamos, un abrazo guapa.

Rocío L'Amar dijo...

hasta el misterio del nacimiento que transporta la muerte, como cuerpo material, no nos pertenece, mi señora, porque nada conocemos ni nada entendemos de aquel lugar que es perfecto. abrazos, desde donde me sostengo, Ro

Norma Ruiz dijo...

Taty:
Bellísimo poema¡¡
Porque el olvido es muerte.
Irrefutable verdad.
No nos pertenece ni el cuerpo, lo único que tiene certeza es el nacimiento y la muerte.
El mar es sabio, a pesar de su bravura nos devuelve momentos de calma.
La calma es nuestro sosiego.
Besos miles



Amando García Nuño dijo...

Se está, bien, muy bien, al albur de las cosas que no nos pertenecen.
Abrazos, siempre

A. Elisa Lattke Valencia dijo...

Hay gentes amadas que nunca nos pertenecerán, hay seres maravillosos que deben seguir y nunca nos pertenecerán; hay lugares deseados que no serán jamás nuestros por querer ser parte de su paisaje; pero entre tantos traumas que nos frenan la felicidad de ser algo en cada vida o en cada sitio, se concibe con acierto haber formado parte del instante y describir la vida a nuestro paso dejando nuestro vuelo de amor en todo pensamiento. Un saludo amiga mía.

SENTIR LA POESÍA - JOSÉ RUIZ dijo...

¡Hola Taty! Espero que andes bien de salud y de ánimos.
Me gustó tu poema, triste, con ese lamento por quien no podemos tener, esas decepciones cuando se recibieron promesas que no se cumplen... Es lo malo del amor, que se deshace rápido la mayoría de ocasiones.
Y sí, el olvido es muerte también.
A seguir buscando en ese mar...
¡Buen octubre para ti! Un abrazo.

Índigo dijo...

El mar nos pertenece. El alma y los cuerpos de los otros no.

Besos, mi bella.

carmensabes dijo...

El amor es libre, no entiende de jaulas ni de otra cosa que no sea libertad.

Abrazos guapa.

Felicidad Batista dijo...

Taty, el mar no olvida pero sí ese viento que a veces lo enloquece, lo desata, lo envuelve y lo lleva a inmolarse ferozmente contra las rocas.
Aunque si bien es cierto que el viento arrasa y se aleja con sus fauces llenas, borrándolo todo. Otros nuevos vendavales regresan y traen lo que tal vez no se espera.
Tu poema ruge desde las profundidades marítimas del alma y es un placer navegar por las aguas que rodean a las islas de tus versos.
Gracias querida y admirada poeta por compartir.
Un abrazo grande

chalyvera@gmail.com dijo...

¿Por que sera que lo que verdaderamente nos atrae, termina huyendo de nuestras vidas?

Besos

Julie Sopetrán dijo...

El mar es la vida, el ser humano, la muerte... Lírica de nostalgia, tristeza, desamor... Me ha gustado mucho.

Ío dijo...


Que preciosidad, amiga, decirte que me ha encantado es muy poco, entonces digo que me enamoraron tus versos.
Gracias gracias, mi poeta Taty, por compartir la belleza de ti y de tu poesía.
Un abrazo, y siempre con mi admiración.

Ío

Meulen dijo...

Alguien me dijo
que enamorarse de otro
es al fin enamorarse al mismo tiempo dela muerte ...
por eso será que algunos viven eternos duelos...

lo que se va en el viento insustancial es
por mucho que se le diga otras cosas
por mucho que se quiera pensar que entre sus pliegues nos devuelva algún son

lo mas importante creo
es el amor que subyace en uno mismo
y ese si para mi jamás morirá...
besos amiga!

Anónimo dijo...

I'm excited to discover this site. I need to to thank you for your
time due to this fantastic read!! I definitely enjoyed every bit of it and i also have you saved as a favorite
to look at new stuff in your site.

Also visit my website: todoalessandraambrosio

Luis de Burg dijo...

wow!!!! está tan lleno de mensajes que uno podría encajarlo en cualquier lugar, es un verso que te golpea como el agua salada contra las rocas del inmenso mar, sintiéndonos dioses creadores del amor y de la eternidad, nos sumergimos en tus versos sintiendo que a pesar de tener el poder de crearlo todo, somos tan vulnerables como lo es un humano simple y vulgar soñando a ser dioses, la impotencia se deja olfatear en toda la estrofa, que nos tortura y sofoca con la idea de que el olvido es simplemente peor que el mismísimo satanas, realmente encantador, felicitaciones por tan logrado texto, millones de besos!!!!!

ruma dijo...



Hello, Taty Cascada.

  It is my joy to share your wonderful work.
  And sweet message charms my heart.

  I pray for your happiness and world peace.
  Thank you World-wide LOVE, and your Support.

Have a good weekend. From Japan, ruma ❃

Entre palmeras... dijo...

Ese viento, ese viento...

Bellísimas letras, mi querida Taty.

Abrazos muchos

nury dijo...

Nos empeñamos en el sentido de la propiedad. Y nada ni nadie es de nadie.
Saludos.

Susana Peiro dijo...

A veces el mar trae hasta nuestras orillas un náufrago tembloroso. Sabemos que no se quedará, sabemos que no pertenece a nuestra tierra, sabemos que algún día, partirá, quizás, sin decir adiós...como el mismo mar.

Besos Poetisa guapa y entrañable.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Buenos días Taty, es cierto que cuando tenemos algo que no nos pertenece nuestras manos tiemblan, lo queremos y tenemos miedo de perderlo, dañarlo y aún teniendo esmero,nos lo arrebatan y cuando llega el olvido se nos rompe en las manos nuestro tesoro.
Mientras uno lo recuerda, el otro se olvida que estuvo entre sus manos.
Gracias por tus letras.
Un abrazo
Sor.Cecilia

MTeresa dijo...

La fugacidad de la belleza
que se disfruta pero no se posee,
un abrazo

Cecilia Zevallos dijo...

Saludos Taty, hago otra vez el tour a mis amigos porque ha cambiado mi identificación a causa de
Google +…
Besos y feliz noche
Ceciely del blog Dulcineas.

Xiomara B dijo...

Se aglutina la melancolía en este magnifico poema que esboza la apariencia de la ausencia … soy afortunada de volver a leer tu alma reflejada en los poemas …un abrazo Taty.

Norma dijo...

Muy bueno, se conjuga el mar, la melancolía, el amor, la pérdida. Te aclaro amo todo lo referente al mar.
Me encantó.
ja ja ja cuidemos lo que tenemos. Besos.

Myriam dijo...

Puede que olvidara la promesa, y se dejara llevar en el viento, peor el mar tiene eso: que siempre nacen seres nuevos.

Besos, Taty y mil gracias por tus comentarios en mi casa, me alegro especialmente, que te gustara mi homenaje a G G Márquez. Me emocionaron mucho tus palabras. Besos de nuevo.

Mayde Molina dijo...

Wow... qué adentro se me quedó...
Ahora que regreso y te leo me doy cuenta cómo te echaba de menos.
Un abrazo inmenso, Taty querida.

María José Collado dijo...

A veces, lo que no nos pertenece nos parece deseable hasta hacerlo nuestro y desgastarlo en la rutina. Hermoso blog. Un abrazo

Mayte Dalianegra dijo...

Muy muy buen poema, Taty, con imágenes precisas, y con sentimientos aún mejor perfilados. Brota del corazón como del mar surgen las olas.

Qué rápido llega el olvido a veces, y el olvido es muerte, como bien dices.

Besos, Poeta.