martes, 7 de abril de 2009

Y TÚ, NO ESTÁS AQUÍ CONMIGO...



(Por Taty Cascada )

Los trigales están maduros en el campo, y lucen sus espigas con orgullo sacramental.Danzan al compás de la brisa tardía, mientras el sol con delicadeza, acaricia sus cabillos infrutescentes.

Los damascos, naranjos y almendros, florecen en azahares primaverales, y en cada hoja verdosa, duerme una esperanza clandestina. En sus cortezas nervadas y perezosas, mudan los gusanillos su candor de amanecer y tejidos mustios...

Y tú, no estás aquí conmigo.

La tierra se torna mansa y pródiga, repliegan sus malezas y evade las raices añejas. Adquiere vestimentas y trajes nuevos. Se encuentra dispuesta para ser abonada, y sembrada con semillas novatas y bisoñas...Ella, con un respiro de alegría y con el alma dispuesta, cautiva cada semilla, la nutre,la alimenta de minerales y de rocío matinal. La sostiene,la atrapa y la mantiene adosada a su vientre, para fundar frutos relucientes y alegres...

Y tú, no estás aquí conmigo.

Mana agua fresca, de las vertientes profundas y aisladas de la civilización.Surten de su dulzor,los labios sedientos y ávidos de su frescor. Risueña y coqueta agua, que fluyes desvergonzada y epicúrea, por entre los matorrales que besan tus pupilas. Pero ella, juguetona y altiva, no se deja seducir. Engaña a los cañaverales, -que le regalan sus cabellos- con caricias tiernas, y recibe sin resquemor los galanteos de las rocas sumisas,que impávidas y solemnes esperan por su abrazo, ajenas al tiempo y a su continúo desdén.

Y tú, no estás aquí conmigo.

Las rosas vierten su colorido en sus pétalos sedosos.Su grato olor, perturba mis sentidos, y su belleza me alimenta el instinto creativo. Tanta belleza en sus corolas de fuego.Encapsulado el universo, en sus pistilos soñados...

Y tú,no estás aquí conmigo.

Los arbustos laten al compás de los grillos matinales, y los eucaliptos siguen el ritmo de la brisa que mece sus copas. Los pinos, me regalan sus aromas dormidos, olores intensos, perlados y metálicos, envolventes y aprisionados en sus piñones nativos. Las zarzamoras , ocultan bajo su callado alero, pequeños insectos , y seres que las hadas cuidan con esmero. Las amables hierbas aromáticas, se mezclan con los tréboles y margaritas silvetres, que me regalan gemidos de vida...

Y tú, no estás aquí conmigo.

Ruge el mar, con el aullido de las olas tempranas, luego se aquieta porque me observa desde la orilla, y su guiño es salino y mitiga su enfado. Entonces, se recoge armonioso y mis pies desnudos, sienten su beso. Las ocres y plomizas rocas esperan por su visita,-saben ellas que destilo palabras de compañía y relajo-. Surge la brisa marina, y el silbido lejano de las gaviotas,las algas parduscas emergen en sincronía perfecta, con los cientos de caracolas desconchadas. Melopeico y meloso canto de ninfas, me atrapan los tímpanos con cantos de sales y aguas verdosas.

Y tú, no estás aquí conmigo.

Siembra el vapor de lluvia, su paso por los capullos nacientes, que esperan ansiosos su aleteo de gotas fugitivas. Los parronales descienden sus racimos dulzones, mientras las aves atisban con agudeza los frutos primerizos. De cada pájaro su plumaje resplandece ,sus picos en llamas reverdecen otoños pasados, destinando su liviandad y displicencia, al estío que los absorve con naturalidad.

Y tú,no estás aquí conmigo.

Late el corazón con un latido diferente, secuencia de vibraciones desconocidas y olvidadas. Erosionan el pecho con su presagio de sabores soñados. Fluye la sangre con la energía, de los volcanes dormidos y anestesiados. Las arterias y venas,se comprimen con tanta fuerza domesticada. Late el corazón con un ritmo inusual...

Y tú, no estás aquí conmigo.

2 comentarios:

Gina dijo...

Taty:

Me ha encantado este escrito tuyo, es precioso...Habría tanto que decir, sin embargo quizás sólo te diré, que allí donde esta la mente estamos nosotros, de modo que, como existir en el tiempo y el espacio es algo tan mental, creo que nada que amamos de verdad, está tan lejos de nosotros. Siempre estaremos presentes allí donde se nos piense y se nos recuerde...La magia del presente regresa a través de un conjunto de sensaciones y pensamientos relativos a un ser, lo mismo que nos ocurre cuando oimos una canción que tiene el poder de retrotraernos a cierta época y nos la hace volver a vivir otra vez, igual.

Besos.

Gina.

www.macpik.wordpress.com

Taty Cascada dijo...

Donde está el pensamiento, estamos nosotros...Si, es posible, con la fuerza de la imaginación...todo es posible...

Saludos para ti

Tatiana