domingo, 25 de octubre de 2009

INTERROGANTES...


( Por Taty Cascada )


En una plaza cualquiera  a una hora indefinida, camino por sus senderos de piedra. Con las manos desnudas, descansadas, las piernas resueltas, y el rostro reposando en mi cuello me detengo. Mis ojos que todo lo observan dirigen su mirada a un árbol en particular, un curioso ejemplar. Sus raíces lucen tortuosas, cansinas, enlazadas con fuerza a la fértil tierra que lo domina, que lo posee con la avidez de una tormentosa amante, fogosa, terrosa, pechos de musgo. Mientras mi ojo persiste en la observación vehemente de esas raíces nervudas, petrificadas por el ardiente sol  pienso y divago...


 ¿Con qué mirada fugitiva, sinuosa, concéntrica, asaltaste mis ojos?, ¿ Acaso mis pupilas intentaron evitar tus arrojados, decididos coqueteos, o yo me perdí en absurdos diálogos con mi pensamiento?, ¿Tejerás con mis destellos desprendidos, briznas de locura en mi abanico de ideas ?, ¿ O tal vez con certeza, serpentearás en mis reflejos los lindes de lo inimaginable ?... ¿Será posible que tus luminosos embates hayan cruzado los mares, germinado mis semillas en el viento, y aniquilado de un iracundo golpe las graníticas montañas?...

Cómo un rayo llegaste a mi vida, quebraste indolente  los cristales de mis tristezas. Reemplazaste mis miedos, mis flaquezas, mis temores, por ráfagas indómitas de alegrías y pensamientos claros. Replegaste mis yagas, las mordiste, las trituraste, como si fuesen trozos innecesarios de mi vida, capas de piel desequilibrantes, para instalarte  con todas tus extremidades, con todas tus certezas y complejidades.

Obstinada, orgullosa, mi pálida piel se eclipsaba a tu llegada, y atrapaste  con deleite  las lunas de mis pechos, renaciendo  mi contento. Mi boca sucumbió al sabor de las fresas, de las grosellas, de los granados, que saben dulzuras en tu espalda.
Tus palabras me han envuelto en un vórtice de locura sin retorno, donde no tengo más salida  que continuar en su vertiginoso camino. ¿ Y Sabes por qué amor, intuyes la respuesta?, porque en ese inquietante segundo que instalaste tus ojos en los míos. Las piedras dejaron de ser inanimadas, pulieron sus cantos, se esculpieron a sí mismas,  formaron maravillosas formas y figuras que se transformaron en inquietas avecillas, en nubes rojizas, en semillas aladas que se fundieron en el viento, llevando el sabor de mi beso a tu boca.
                                        
                                                                ..................

La luna enciende sus faroles en el ocaso, mientras las sombras clandestinas  guardan en sus oscuras sienes el pasado...El viento late, pulsa su corazón meciendo las ramas de los árboles, desvanecido sopor que aquieta mi tormento... Cierro los ojos, estás a mi lado, te siento, es tu aroma el que me invade, es tu voz la que me abraza, es tu aliento el que me abriga, es tu mirada que me desarma, es tu esencia, es tu pensamiento, eres tú...

11 comentarios:

Gina dijo...

¡¡¡Qué boniiiito!!!.
Taty, me digo yo a mi vez. ¿Se puede hacer una declaración de amor más bonita?...Vaya, que estas muy inspirada hoy... Bello, muy sereno, como el remanso de un lago, pero a su vez profundo, cercano a las raíces que van afincándose tierra adentro. Si esas son tus interrogantes, yo supongo que están en cierto modo, cargadas de certezas; y como una noche de luna llena, de pronto, una gran luz opalina ha inundado tus estancias y has vislumbrado algo que se escondía inadvertido, fugitivo, huidizo...Lo importante, querida amiga, es haberlo descubierto y sentirlo...¡¡Enhorabuena!!.

Besos desde Barcelona España.

Gina

Jose Joel Rios dijo...

Mi comentario está en lista de tu correo.

Un saludo Taty.

Taty Cascada dijo...

Gina:

Mi querida amiga, a veces las musas suelen ser más asiduas y placenteras conmigo, creo que cuando escribí esas frases dispersas, me acontecío algo por el estilo, además que la inspiración fluye, si tiene un remanso dulce donde fructificar...Agradecida por tus palabras, mis cariños para ti...

Tatiana

Taty Cascada dijo...

José Joel:
Tu comentario me ha servido una enormidad, y agradezco que te hayas dado la molestia en escribir. Un fuerte abrazo para ti.

Tatiana

Juan Carlos dijo...

En este escrito desbordaste todos los sentimientos más sublimes de un corazón primaveral que frente al árbol infinito del amor deshojaste los versos enmarañados de la pasión.

Es un gusto leer y deleitarme con cada palabra tuya. Saludos afectuosos

Juan Carlos.

Taty Cascada dijo...

Juan Carlos:

Un abrazo para ti, yo también disfruto leyendo lo que escribes. Agradecida que me visites, saludos cariñosos desde un primaveral Santiago.

Tatiana

Marisol dijo...

Las musas han estado de tu lado indudablemente. Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Marisol:
Algunas veces, las musas suelen ser generosas, otras se comportan como geniecillos huidizos y esquivos...
Saludos para ti...
Tatiana

Núria dijo...

Deliciosa declaración de amor, amiga mía.
Maravillosamente detallado todo ese entramado de emociones y sensaciones que el amor nos provoca.
Mis felicitaciones y mis petonets desde un Sant Cugat primaveral!

Núria

Taty Cascada dijo...

Mi querida Núria:

Agradecida de tus palabras, sabes que yo también sigo, tus andanzas por la escritura...Mil cariños para ti, mi estimada amiga...

Tatiana

CAS dijo...

Es el amor, sin duda, lo que sigue moviendo ese árbol sólido y frondoso que es tu inspiración.
abrazotes.